Blog

Próxima temporada de cerezas podría registrar nuevo récord de exportación

PERECIBLES
14/10/2020

El covid-19 sigue presente en todo el mundo. Las dudas de los rebrotes y sus efectos sobre las economías, así como la baja posibilidad de disponer de una vacuna antes de fin de año mantienen la incertidumbre y al mundo en vilo. O al menos al mundo que ha mostrado una actitud responsable, porque ya hay una buena parte que ha decidido no tomarlo en cuenta y hacer una vida normal.

Mientras los humanos nos debatimos entre dejar el miedo atrás o seguir cuidándonos, las actividades en el mundo se retoman lentamente, aunque el consumo de alimentos no se ha detenido y solo se afectó en etapas iniciales del virus. Ahora, con el mes de septiembre ya avanzado, y preparando el inminente inicio de la temporada de cerezas de Chile, nos preguntamos cómo va a estar el mercado en China. La balanza se inclina hacia el optimismo, pero ¿hay bases para ello? La respuesta es sí.

Existen elementos de comportamiento de los chinos frente al covid-19 que hacen prever un mejor manejo que lo exhibido en la mayoría de los países occidentales, pero también existen aspectos de mercado que es bueno revisar para esperar una temporada similar a la pasada sin el término abrupto del cierre de mercado por el virus que afectó al 13% de la fruta de Chile con menores precios.

1. Comportamiento de la población china. De acuerdo a las noticias recibidas y a la experiencia de los chilenos que alcanzaron a vivir el covid-19 en China hacia fines de enero y parte de febrero, el respeto a las medidas de confinamiento impuestas por el gobierno tuvieron una alta adhesión y cumplimiento, lo que permitió comenzar la apertura en mayo y actualmente mantener una alta actividad económica, con expectativas positivas de crecimiento del PIB en 2020 de 1,0%, esperándose que la caída respecto del crecimiento del año anterior sea de 4,9% y se haya evitado la recesión, muy distinto al resto del mundo.

Estas expectativas tienen base también en la positiva experiencia del control de los rebrotes, que al margen de una fiesta techno en Wuhan que no cumplió las normas de seguridad, tuvo pocas instancias en que no se siguieron los protocolos de control del virus, y cuando hubo casos de rebrotes, estos fueron encapsulados y controlados eficientemente por sus autoridades sanitarias.

2. Mayor fortaleza de sus canales de distribución de fruta. Si bien todo puede pasar, como el cierre de un mercado mayorista en pleno arribo y venta de cerezas, a partir de la experiencia durante este año con pandemia, se activaron otros canales de distribución en China, que han jugado un rol fundamental para mantener el abastecimiento. Así, actualmente se cuenta con un sistema más robusto que permite distribuir mayor volumen de fruta importada por diversos canales tanto de retail como online que han tomado más participación de mercado y son un activo frente a potenciales cierres de mercados mayoristas en caso de rebrote.

3. La población china sigue valorando la cereza como un producto de lujo. Este aspecto fue posible constatarlo durante la temporada de cerezas importadas del hemisferio norte, donde el principal participante es EE.UU. En efecto, la temporada se inició en mayo y sus precios se situaron sistemáticamente por debajo de los obtenidos la temporada anterior, entre 10 a 30% menores hasta la segunda quincena de junio en que comenzó a revertirse la situación, registrando un alza de precios hacia el final de la temporada, terminando con 6 USD/ Kg en promedio de mayor precio respecto de la temporada 2019.

Pero este botón de muestra no es el único que se vivió en el verano chino con las cerezas importadas. Turquía, que el año pasado había enviado en torno a las 36.000 toneladas, este año dobló sus envíos y sus exportadores quedaron felices con la temporada que tuvieron en este importante mercado, pese a que sobre el final de su temporada se cerró el mercado chino para la cereza turca por problemas fitosanitarios y tendrán que generar nuevos protocolos para asegurar que la próxima no les suceda lo mismo.

En definitiva, las cerezas siguen siendo un producto apetecido por los chinos y la experiencia con las cerezas del hemisferio Norte da fuertes indicios de aproximarnos a la normalidad en el mercado.

Este año esperamos desde Chile un nuevo récord en torno a las 255.000 toneladas y un año nuevo chino tardío, el 12 de febrero del 2021, lo que dará más espacio de venta de cerezas de Chile. China tiene la capacidad para absorber bien este volumen; aun así, la recomendación de siempre es seguir avanzando en otros mercados, desviar los calibres menores hacia otros destinos donde se obtienen precios similares que en China y reservar los calibres mayores para el mercado chino donde se obtienen los mejores precios.

La temporada está a la vuelta de la esquina y la balanza se inclina positivamente, no escatimemos en esfuerzos de calidad y logística.


Fuente: MundoAgro

Publicaciones relacionadas

PERECIBLES

Las exportaciones de cítricos peruanos rompen la barrera de las 200.000 tons

Ver Noticia
PERECIBLES

Resumen del mercado global del arándano

Ver Noticia
PERECIBLES

Cultivo de paltos en Chile es positivo y contribuye medioambiental y socialmente

Ver Noticia