Sequía en Canal de Panamá altera comercio internacional

Sequía en Canal de Panamá altera comercio internacional


Blog

14/12/2023 | 4min de lectura aprox. | Exportaciones perecederos

Aproximadamente el 3% del volumen del comercio marítimo mundial atraviesa el Canal de Panamá. Más del 50% del tonelaje que navega por el paso marítimo procede de la ruta comercial que conecta la costa este de Estados Unidos con Asia, seguida de las rutas de América del Sur y Central.

Entre las principales mercancías transportadas a través del canal se encuentran los productos agrícolas. Aunque Panamá tiene un clima ecuatorial que lo convierte en uno de los países más húmedos, este año las precipitaciones han sido un 30% inferiores a la media, lo que ha provocado un descenso del nivel del lago Gatún, que forma un tramo clave del sistema del canal y suministra agua dulce a sus esclusas.

La causa inmediata es el fenómeno de El Niño, que inicialmente provoca un tiempo más cálido y seco en Panamá, pero los científicos creen que el cambio climático puede estar prolongando los periodos de sequía y aumentando las temperaturas en la región. En consecuencia, la Autoridad del Canal de Panamá ha puesto en marcha importantes medidas en respuesta a este desafío climático. El número de tránsitos diarios permitidos para los buques se ha reducido considerablemente, pasando de una media de 36 a 38 en el pasado a 18 previstos en febrero, lo que representa la mitad de lo habitual. Al mismo tiempo, la autoridad también ha reducido el calado (la profundidad a la que puede navegar un buque), lo que significa que algunos barcos deben llevar menos carga. Aunque las lluvias vuelvan a tiempo el año que viene, la congestión del tráfico y las restricciones de calado se prolongarán hasta 2024.

En el caso de Chile, las exportaciones que transitan por el canal han disminuido en las últimas cinco temporadas, aunque siguen representando el 48% de las exportaciones totales del país. La temporada de cerezas en Chile alcanzará su punto álgido en enero, y las uvas, ciruelas, nectarinas y arándanos podrían tener dificultades para llegar al mercado, según Ignacio Caballero, director de marketing de Frutas de Chile, una agrupación comercial que representa a los fruticultores chilenos. Según un informe de Rabobank, los buques que cargan uva de mesa, berries y fruta de hueso en Chile pueden verse afectados por una serie de variables previsibles e imprevisibles en ambos extremos de la cadena. Por ejemplo, retrasos en la recolección y el envasado relacionados con las condiciones meteorológicas, estimaciones imprecisas del momento y el volumen de la cosecha, problemas de atraque y congestión portuaria en Valparaíso, y congestión y retrasos portuarios en el río Delaware antes del viaje de regreso.


volumen de fruta

Fuente: USDA Market News vía Agronometrics. 


volumen de fruta

Fuente: USDA Market News vía Agronometrics. 


Por término medio, el 85% de los mangos, arándanos, uvas, aguacates y cítricos de Perú se exportan a la costa este de Estados Unidos. Teniendo en cuenta que las temporadas altas del mango y la uva se producen en enero, estos productos podrían verse afectados. La ventana para la exportación de mangos peruanos comienza en octubre y termina en abril, el pico va de diciembre a marzo. EE.UU. es el segundo mercado de exportación del mango peruano. Dado que Perú juega un papel fundamental como proveedor de mangos durante los meses de invierno, cualquier retraso o escasez tiene el potencial de ejercer una influencia directa y sustancial en el mercado de mangos de Estados Unidos durante esta temporada.


volumen de fruta

Fuente: USDA Market News vía Agronometrics. 


volumen de fruta

Fuente: USDA Market News vía Agronometrics. 


Además de las restricciones de reserva, se espera que los buques aligeren su carga para ajustarse a las reducciones de calado. Esto, a su vez, puede provocar retrasos más prolongados, ya que los buques que no consigan una reserva o los que no la consigan tendrán que esperar de dos a tres semanas para obtener un nuevo espacio en el canal. Se prevé que el aumento del tiempo de espera para el tránsito reduzca la capacidad de los buques, provocando en consecuencia un aumento previsto de las tarifas al contado, especialmente a lo largo de la ruta de la costa este de Estados Unidos a Asia. En caso de cambio de ruta, se incurrirá en costes suplementarios debido a las dos semanas adicionales de navegación por la ruta alternativa alrededor del Cabo de Hornos.

Fuente: www.portalfruticola.com


Publicaciones relacionadas