Situación del Canal de Panamá tendría una solución en 2028

Situación del Canal de Panamá tendría una solución sustancial a partir de 2028


Blog

15/01/2024 | 3min de lectura aprox. | Transporte Marítimo

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha estado introduciendo restricciones graduales al tránsito de buques debido a la disminución de los niveles del agua que la ha llevado a permitir sólo 24 tránsitos diarios. La actual restricción- que pudo ser mayor de no ser por las lluvias de noviembre-surge en medio de una sequía persistente que ejerce presión sobre la vía.

El reporte de enero de Container xChange destaca que el Canal de Panamá es una vía fluvial fundamental para facilitar el comercio mundial y que permitió el paso de aproximadamente 13.000 buques en 2022 y US$270.000 millones en carga.

Precisa además que las restricciones no se limitan al número de naves que transitan por el canal, puesto que a partir del segundo trimestre de 2023 se ha reducido el calado máximo permitido a los buques que transitan por la vía disminuyendo de 14,94 metros a 13,41 metros. Esto implica una posible disminución de la capacidad de carga de los buques Neopanamax en hasta 1.500 TEUs.

Dicha reducción ha intensificado la competencia por los espacios, lo que ha impulsado tarifas de flete más altas en la industria naviera.

 

Mayor competencia acentúa tarifas

Muchas empresas, en particular aquellas que transportan combustibles desde la costa del Golfo de EE.UU. a Asia, han estado dispuestas a pagar más para asegurarse de que sus buques transiten. La ACP realiza subastas cada vez que un buque con reserva cancela su paso. En 2023, los precios pagados han alcanzado los US$4 millones, un aumento significativo respecto del promedio de alrededor de US$173.000 de hace apenas un año.

Estas tarifas de subasta, además de los cargos de tránsito estándar del canal (que pueden rondar el millón de dólares dependiendo del tamaño del buque), han llevado a que las navieras gasten colectivamente US$230 millones en subastas en 2023 hasta el 20 de noviembre.

La economista Inga Fechner de ING Research señala que “si bien la demanda mundial sigue siendo débil, el impacto en los precios de las materias primas y del consumidor ha sido limitado hasta ahora. Sin embargo, se espera que la escalada en los costos de envío se filtre de forma gradual y eventualmente afecte a los consumidores a largo plazo”.

 

Se espera un alivio… para 2028

El Canal de Panamá inició restricciones de tránsito diarias en julio de 2023, citando una posible flexibilización una vez que aumenten los niveles del agua, lo que generalmente se anticipa durante la histórica temporada de lluvias de Panamá en abril y mayo. La Autoridad del Canal de Panamá ahora espera un alivio sustancial no antes de 2028.

Esto depende de que el gobierno de Panamá solucione la falta de inversión pasada respaldando un plan de US$2.000 millones para construir un nuevo embalse y más oleoductos. Las líneas navieras abogan por la acción gubernamental. Los administradores actuales y pasados del canal, en consulta con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU., han subrayado la necesidad de invertir para proteger la cuenca hidrográfica y evitar la subutilización de la vía fluvial.

Estas restricciones y el aumento de los costos de envío han obligado a las líneas navieras a buscar rutas alternativas a través del Canal de Suez. Sin embargo, esta ruta enfrenta complejos desafíos.

En última instancia, el Gobierno de Panamá enfrenta una elección crítica: ampliar la jurisdicción geográfica de la Autoridad del Canal para impulsar proyectos de gestión del agua o revisar las restricciones existentes que obstaculizan la construcción de nuevos embalses. Los funcionarios del Canal son optimistas sobre la adjudicación de contratos de construcción para fines de 2024, con el objetivo de completar el proyecto en 2028.

Fuente: www.mundomaritimo.cl


Publicaciones relacionadas