Tarifas de transporte marítimo de contenedores descienden marcadamente


Blog

21/03/2022 | 5min de lectura aprox. | Transporte Marítimo

El índice compuesto del World Container Index (WCI) de Drewry disminuyó un 3,8% hasta los US$8.832,23/FEU, sin embargo, es un 79% más alto que en la misma semana de 2021. Es la primera vez que el WCI por debajo de los US$9.000/FEU por primera vez desde el 29 de julio de 2021. En detalle las tarifas de flete en la ruta Shanghái - Los Ángeles se hundieron un 7% (US$811), hasta los US$10.154/FEU. Además, las tarifas spot en la ruta Shanghái - Nueva York cayeron un 5% o US$$685 a US$12.276/FEU. Del mismo modo, las tarifas FAK (freight all kind) en la ruta Shanghái - Róterdam cayeron un 4% o US$464 a US$%12.221/FEU. ¿Estamos al fin en presencia de una declinación de las tarifas?   

El analista de la industria marítima Lars Jensen al observar las cifras señala que "no cabe duda de que han bajado en comparación con el peak anterior al Año Nuevo Chino". Sin embargo, aterriza las expectativas al señalar que, si se comparan con las caídas observadas en el pasado, el descenso actual de las tarifas, medido en porcentaje, "es en realidad bastante menor que el que se observa normalmente en el periodo posterior al Año Nuevo chino".

Por lo mismo el analista advierte que los expedidores que observan la evolución de las "tarifas deberían ahora mismo ser cautos en la interpretación de los datos". Aunque, concede que los índices actuales podría ser un presagio de más descensos en el futuro, especialmente si la demanda cae rápidamente. No obstante, en este minuto, el descenso estacional de las tarifas, habitual en esta época del año, basta para explicar fácilmente las caídas en el valor de las tarifas observadas hasta ahora.

De forma intrincada a la evolución de las tarifas, se desarrollan los acontecimientos en China relacionados con la ola de la variante ómicron que obligaron el cierre del centro comercial, de fabricación de tecnología y de almacenamiento de Shenzhen hasta el 20 de marzo. De acuerdo con Freightos Baltic Index, la caída en las tarifas marítimas de envío desde Asia desde la semana pasada (8% a la USEC, 6% al norte de Europa) reflejó en buena medida la disminución en los envíos disponibles.

La caída de las tarifas pudo haber sido mayor, pero los puertos del área de Shenzhen, incluido el estratégico terminal de contenedores de Yantian- responsable de aproximadamente el 25% de los volúmenes oceánicos de origen chino con destino a EE.UU.- logró permanecer abierto y las líneas navieras no se vieron en la necesidad de cancelar sus recaladas. 

Sin embargo, durante la semana pasada se proyectó que, ante el eventual cierre de alguno de los puertos de la costa china, los puertos de EE.UU. y a la UE podrían observar una caída de las recaladas en las próximas semanas. Eso sí, seguida de un aumento no deseado de los arribos a medida que se incremente el flujo de los envíos, rememorando los acontecimientos del segundo semestre de 2021 donde los puertos de Los Ángeles y Long Beach contabilizaron enormes cantidades de portacontenedores en espera de un sitio de atraque.         

No obstante, China ha aprendido en parte la lección en cuanto a lo desastrosa que puede ser para su economía la aplicación draconiana de cuarentenas en sus centros productivos y puertos y estaría optando por flexibilizar sus políticas.         

De hecho, ya se difundido que Shenzhen permitió el 18 de marzo que las fábricas y el transporte público en varias partes de la ciudad reanudasen sus operaciones  aliviando parcialmente un estricto bloqueo que paralizó el centro tecnológico que limita con Hong Kong, mientras el presidente Xi Jinping se comprometía a suavizar el impacto económico de sus medidas de lucha contra el COVID.

Un total de cinco distritos reabrieron después del cierre de toda la ciudad, permitiendo a los trabajadores de esas áreas regresar a sus oficinas. Los servicios de trenes y autobuses se reanudaron después de estar cerrados desde el lunes 14 de marzo, aunque el resto de la ciudad aún estará sujeto a restricciones de movimiento.

Shenzhen se esforzará por controlar a Covid con un costo mínimo y brindará soluciones personalizadas para garantizar las actividades comerciales y la producción, señaló la comisión de salud de la ciudad.

El énfasis de Xi Jinping en la necesidad de protegerse contra el daño económico señala un cambio en la estrategia "Cero COVID" del país y que incluye medidas como la aprobación de la píldora antiviral de Pfizer Inc., el uso de pruebas rápidas de antígenos para confirmar infecciones, lo que ha sido interpretado como un relajamiento de algunos de los enfoques sanitarios más duros.

¿Esto quiere decir que las tarifas seguirán bajando?

No. De acuerdo con diversos analistas de la industria marítima, un factor clave en la tendencia de las tarifas, será el mal recuerdo que dejaron los atascos en la cadena de suministro de 2021, con el consecuente retraso en la distribución de los bienes hacia sus puntos de destino, por lo que muchos beneficiarios de la carga buscarán asegurar sus stocks de manera preventiva, lo más rápido posible, doblegando  la capacidad disponible, lo que impulsará de todas maneras los valores de los fletes.

Fuente: Mundomaritimo.cl


Publicaciones relacionadas