El colapso del transporte marítimo persistirá


Blog

24/04/2022 | 3min de lectura aprox. | Transporte Marítimo

ensionado, el sector del transporte marítimo vive sus particulares turbulencias a causa del contexto económico de los últimos años. Una congestión que está arrastrando consigo a toda la cadena de suministros mundial. No es para menos, porque por las aguas transitan hasta el 80 % de todos los bienes mundiales.

La ley de la oferta y la demanda marca las normas de un sector del que depende gran parte de los negocios de nuestro país. Así, los precios de los fletes no paran de subir. Primero fue la pandemia y ahora la puntilla la ha puesto la guerra de Ucrania, que ha conseguido aumentar todavía más la tensión sobre el comercio. Y, con toda esta situación, el precio de transportar un contenedor estándar —de unos doce metros— se ha multiplicado por cuatro desde que el coronavirus atracó en nuestro día a día. Poniendo las cifras negro sobre blanco, el resultado es realmente preocupante. Porque, según los datos del World Container Index elaborado por Drewry, mientras que el 30 de enero del 2020, el coste de transportar un contenedor era de 1.731 dólares, el pasado 7 de abril esa cantidad ya había escalado hasta los 8.042 dólares.

Y la situación no tienen visos de mejorar. Al menos en los próximos meses. Tal y como recoge un estudio de Solunion, se espera una normalización de los precios a medida que la actividad vaya recuperándose: «Sin embargo, es difícil estimar cuándo se producirá el cambio de tendencia, puesto que la economía se enfrenta a un contexto complejo y desconocido donde la incertidumbre es la variable predominante», resumen desde Solunion. Y no parece que los precios hayan tocado techo. Porque tal y como explican los expertos de la entidad especializada en seguros de gestión de riesgo comercial, la recuperación desigual que se está produciendo en la actualidad favorece que los precios sigan siendo elevados: «Parece difícil vislumbrar un cambio a corto plazo. La presión en los precios continuará durante los próximos meses, debido a que el transporte marítimo es y será una de las principales claves del comercio internacional».

No todos pierden en este contexto. A río revuelto, ganancia de pescadores. Y en este caso, la balanza está del lado de las grandes compañías dedicadas al transporte marítimo de mercancías. A pesar de que en la primera parte del 2020 sufrieron a causa del impacto de la pandemia, en el 2021 han podido valerse de una coyuntura muy favorable para, no solo recuperarse, sino registrar unos resultados extraordinariamente buenos: «La rentabilidad ha crecido en el 2021 de forma exponencial si se compara con otros sectores complementarios como el del transporte aéreo», explican desde Solunion, donde aportan algunas cifras para dar cuenta de la situación: «La rentabilidad de las navieras pasó del 10 % al 36 % en el 2021, muy por encima del resto de medios de transporte».

Para este año, aseguran los expertos, la normalización de la actividad provocará un ajuste y las diferencias se reducirán, pero la rentabilidad seguirá estando por encima de los años anteriores a la pandemia.

Fuente: www.lavozdegalicia.es


Publicaciones relacionadas