El viaje de la fruta: transporte marítimo de alimentos perecedero

El viaje de la fruta: transporte marítimo de alimentos perecederos


Blog

12/05/2023 | 5min de lectura aprox. | Transporte Marítimo

El transporte de alimentos perecederos presenta desafíos únicos en comparación con otros tipos de carga y según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el 98% del comercio mundial de alimentos frescos y congelados se realiza por transporte marítimo.

 

¿Qué es un producto perecedero?

Perecedero se llama a un producto que tiene una vida útil limitada y puede deteriorarse rápidamente si no se maneja adecuadamente. Estos productos incluyen alimentos frescos como frutas, verduras, carnes, pescados, productos lácteos, panes y otros productos alimentarios que tienen una vida útil corta.

Las frutas dominan el transporte marítimo de productos perecederos, seguido de las verduras que son el segundo producto más importante, pero en general, las frutas son más resistentes logrando soportar viajes marítimos más largos, que suelen durar de 26 a 32 días.

Todos los productos perecederos requieren de un manejo cuidadoso y una cadena de suministro bien gestionada para asegurar que lleguen a su destino final en óptimas condiciones y con la máxima vida útil posible.

 

¿Cómo se transportan los productos perecederos?

El transporte marítimo de alimentos perecederos es una tarea compleja que involucra varios actores y actividades, que deben coordinarse adecuadamente para garantizar que los productos lleguen a su destino final en las mejores condiciones posibles.

Una de las principales funciones de la logística internacional en el transporte marítimo de alimentos perecederos es la gestión de la cadena de frío.

La cadena de frío se refiere al conjunto de actividades y tecnologías necesarias para mantener las condiciones adecuadas para los productos perecederos durante todo el proceso de transporte, almacenamiento y distribución. Por ello, es responsabilidad de la logística internacional asegurarse de que se cumplan los requisitos de temperatura y humedad durante todo el proceso para evitar la pérdida de calidad y valor de los productos.

Para lograrlo se usa la tecnología de contenedores refrigerados que permiten el transporte de alimentos perecederos en condiciones controladas de temperatura y humedad. Estos contenedores están equipados con sistemas de enfriamiento y calentamiento, lo que permite ajustar la temperatura según las necesidades específicas de cada alimento. Además, los transportistas utilizan sensores de temperatura y humedad para monitorear constantemente la carga y asegurar que se mantenga en las condiciones adecuadas.

Las especificaciones de la cadena de frío no son iguales para todos los productos. Cada tipo de mercancía perecedera tiene una tolerancia diferente en un rango de temperatura que puede mantener o perjudicar sus propiedades.

Una interrupción en la cadena de frío puede resultar en que se pierdan cargamentos enteros de alimentos. Es tanto así, que la FAO estima que cada año se pierden cerca de 750 mil millones de dólares por fallos en la cadena de refrigeración.

Por esta razón, el correcto manejo de la carga es esencial para garantizar la seguridad y calidad de los alimentos durante el transporte marítimo. Los transportistas deben tomar medidas para evitar daños físicos a la carga, usar los equipos apropiados y separar la carga de otros productos durante el traslado.

Otra función importante de la operación logística es la gestión de la documentación y los trámites aduaneros. El transporte marítimo de alimentos perecederos implica el cumplimiento de numerosas regulaciones y requisitos aduaneros, así como la obtención de permisos y certificados sanitarios, la declaración de mercancías peligrosas y el cumplimiento de las normas fitosanitarias.

Es parte de la logística internacional asegurarse de que todos los documentos y trámites necesarios se completen correctamente y a tiempo para evitar retrasos y problemas en el proceso de transporte.

 

Retos del transporte marítimo de alimentos perecederos

El transporte marítimo de alimentos perecederos presenta una serie de retos y oportunidades que deben ser tenidos en cuenta por los actores involucrados en la cadena de suministro. Algunos de los retos más importantes son:

  • Garantizar la calidad y seguridad alimentaria de los productos durante todo el proceso de transporte y distribución.

  • La complejidad de la gestión de la cadena de frío y la necesidad de contar con tecnologías para mantener la temperatura y humedad adecuadas.

  • Cumplir con las regulaciones y requisitos aduaneros de diferentes países y regiones.

  • Reducir los costos y tiempos de transporte para aumentar la competitividad en el mercado.

En resumen, el transporte marítimo de alimentos perecederos es un proceso complejo que requiere de una cuidadosa gestión de la cadena de suministro y la logística internacional. Por ello, durante estos 23 años de experiencia, South Pacific Logistics ha demostrado su experticia para el transporte marítimo de alimentos perecederos.

Nuestro enfoque en la calidad, la seguridad y la eficiencia ha permitido la entrega exitosa de productos perecederos a destinos de todo el mundo. Al elegir un socio logístico como South Pacific Logistics, los exportadores pueden asegurarse de que sus productos perecederos llegarán a su destino final en las mejores condiciones posibles, manteniendo su calidad y frescura a lo largo de todo el trayecto.

 

Infografía sobre el Transporte Marítimo de Alimentos Perecibles

Infografia sobre el Transporte Marítimo de Alimentos Perecederos 

Conoce más sobre nuestros servicios logísticos de Transporte Marítimo y Transporte Terrestre especializados en carga refrigerada


Fuente: South Pacific Logistics


Publicaciones relacionadas